CAFPE UGR header
Universidad de Granada CAFPE

Nobel de Física 2017 para la observación de las ondas gravitacionales

03/10/2017

Article Main Pic La Real Academia de las Ciencias de Suecia decidió otorgar la mitad del Premio Nobel de Física de 2017 a Rainer Weiss (MIT, LIGO/VIRGO Collaboration) y la otra mitad compartida entre Barry C. Barish (Caltech/ LIGO/VIRGO Collaboration) y Kip S. Thorne (Caltech/ LIGO/VIRGO Collaboration) “por sus decisivas contribuciones al detector LIGO y la observación de ondas gravitacionales”. Estas ondulaciones del espacio-tiempo fueron predichas por Albert Einstein, pero tardaron un siglo en ser detectadas experimentalmente. La primera detección se realizó el 14 de septiembre de 2015, cuando los dos detectores que forman el experimento LIGO (acrónimo inglés de Observatorio de Ondas Gravitacionales por Interferometría Láser), uno en Hanford y otro en Livingston (EE.UU.), captaron la señal extremadamente débil producida por el… [+]Más info

El CNA emplea protones y neutrones para testear circuitos electrónicos

26/09/2017

Article Main Pic Mediante el uso de tecnologías nanométricas se ha conseguido mejorar los sistemas electrónicos, llevándolos a tamaños mucho más compactos y sistemas con respuestas más rápidas, de tal modo que la radiación ionizante se ha convertido en un inconveniente a la hora de trabajar con estos minúsculos sistemas, de tal modo partículas alfa, neutrones, protones, iones pesados y otros las partículas pueden interactuar con estos dispositivos afectando su comportamiento. Cuando una o más células de memoria están dañadas por la radiación, los datos almacenados se pueden perder o estar irreparablemente dañados. Por estas razones, resulta crítico analizar el impacto del error suave en la tasa de error global del sistema de las memorias estáticas. Las células de 6 transistores (6T) mejoran… [+]Más info

De galaxias muy, muy lejanas

22/09/2017

Article Main Pic La colaboración científica internacional responsable del Observatorio Pierre Auger informa en un artículo en Science sobre una observación que demuestra que los rayos cósmicos de muy alta energía, un millón de veces superior a la de los protones acelerados en el Gran Colisionador de Hadrones (LHC) del CERN, son de origen extragláctico. Desde que en los años sesenta se estableció la existencia de rayos cósmicos extremadamente energéticos se ha especulado sobre la posibilidad de que estas partículas se produzcan tanto en nuestra propia galaxia como en lugares mucho más lejanos. La solución de este misterio llega ahora, más de medio siglo después, con la detección de partículas con una energía media de 2 julios en el Observatorio Pierre Auger en… [+]Más info